Adiós al mal olor corporal: la lima como desodorante alternativo



Ya sea que notes que hueles a sudor o que alguien más te lo señale, siempre es un asunto embarazoso para todos los involucrados. La mayoría de las personas trata de evitarlo acudiendo en primer lugar a los desodorantes antitranspirantes.




|

El sudor que elimina el organismo a través de las glándulas contiene dermcidin, una proteína que ayuda a prevenir el traspaso de virus y bacterias a la piel. Los desodorantes antitranspirantes obstruyen los poros con sales y otras sustancias nocivas que impiden la aparición del sudor, pero al mismo tiempo facilitan muchísimo la propagación de bacterias e infecciones. Se cree que muchos ingredientes de los desodorantes, especialmente el aluminio,  están relacionados con enfermedades como el cáncer, Alzheimer e, incluso, infertilidad.

Existe una fruta que es una alternativa natural, saludable y al alcance de todos. Una opción que no tiene nada que ver con los desodorantes químicos comunes: la lima.





Los limas poseen propiedades antibacterianas. El mal olor corporal no es resultado del sudor en sí mismo, sino de las bacterias de tu piel. Estas bacterias se multiplican rápidamente en el ambiente cálido y húmedo que suele haber debajo de los brazos, causando el olor que todos tememos.


Todo lo que necesitas para tu desodorante natural es la mitad de una lima. Frota la parte abierta sobre tus axilas.



Antes de que te pongas la ropa, asegúrate de tener las axilas secas. De lo contrario, las prendas podrían terminar con manchas indeseadas. Después de algunos usos, debes cortar una rodaja muy fina de la parte superior para refrescar la lima.

Puedes guardar la lima en un recipiente de Tupperware o en una bolsa de plástico para poder usarla varias veces.