Atacó a policías con gritos racistas. El juez declaró que una “señorita” no merecía castigo por eso



Atacó a policías con gritos racistas. El juez declaró que una “señorita” no merecía castigo por eso





La joven Karolina Szumko nació en Polonia, pero lleva cinco años en el Reino Unido. Había estado bebiendo con amigos al punto de que cuando quiso entrar al club Notting Hill Arts, el bouncer no la dejo entrar. Szumko le dio una sola mirada y soltó:



De ahí llegó el supervisor del club, al que golpeó en la nuca, así que llamaron a la policía. Al verlos, la joven se puso como loca:


En la estación de policías le habría tirado agua a varios oficiales, además de seguir peleando y gritando insultos raciales hasta vomitar y dormirse.