¿Qué significan realmente los códigos de las etiquetas?




Todos hemos visto alguna vez esas molestas y minúsculas pegatinas sobre las frutas del supermercado. A los niños les encanta jugar con ellas, pero ¿alguna vez te has preguntado para qué sirven en realidad? La mayoría de los consumidores ignoran que, de hecho, contienen información muy importante: si la fruta es orgánica o ha sido modificada genéticamente, por ejemplo.







¿Las etiquetas son tóxicas?

La primera pregunta que deberías hacerte es si las pegatinas por sí mismas son peligrosas para la salud. Después de todo, podrían contener químicos tóxicos que impregnen la fruta. La buena noticia es que no tienes por qué preocuparte. Todas estas etiquetas son "seguras para alimentos" y no representan ningún peligro para la salud, ya que están hechas con materiales naturales y adheridas con un ingrediente biodegradable.




¿Qué significa el código de las etiquetas? 

Los códigos PLU (Price Look-Up) revelan el origen y el tipo de producto, y se usan para identificar muchas frutas y verduras. Esta información se proporciona a través de una cifra de cuatro a ocho dígitos, asignada por la Federación Internacional de Normas de Producción (IFPS, en sus siglas en inglés). Este número nos ayuda a distinguir varios tipos de frutas y verduras de acuerdo a su precio, el cual varía según su calidad y otros factores. Además, el PLU también puede darnos información sobre cómo fue cultivada una fruta o verdura.

El código tiene cuatro dígitos y empieza con un 3 o un 4
Esto significa que la fruta (o verdura) fue cultivada con un fertilizante artificial. 




El código tiene cinco dígitos y empieza con un 8
Este tipo de códigos está reservado para los alimentos genéticamente modificados. Pero este tipo de códigos no es obligatorio, lo que significa que la fruta o verdura que no tenga este código también podría ser producto de la tecnología genética. 

El código tiene cinco dígitos y empieza con un 9
Este tipo de códigos indica que los productos orgánicos han sido cultivados sin pesticidas ni fertilizantes artificiales.



A veces, la pegatina también tiene la marca o el nombre de una variedad en particular. Por lo general, estos productos orgánicos son más caros. 

Si te preocupa la calidad de las frutas y vegetales que estás consumiendo, no dejes de echarles un ojo a sus etiquetas. Para asegurarte de que te estás alimentando con los productos más saludables, busca códigos que empiecen con un 9. Lo más probable es que pagues un poco más por ellos, pero ¿acaso tu salud no lo vale?