Un niño de 11 años mantiene a su familia él solo




La tragedia azotó a su familia: su madre lo abandonó a él y a sus tres hermanos pequeños a su suerte, mientras que del padre no se sabe nada. Juan Pablo y sus hermanos se habían quedado solos en el mundo.





Pero lejos de darse por vencido, decidió tomar las riendas de su vida: todos los días, después de la escuela, Juan Pablo mendigaba en las calles del barrio Paraíso, en Bogotá, pidiendo comida para sus hermanitos. Los alimentaba y los cuidaba con los pocos recursos que tenía, teniendo a veces que buscar en la basura.



Y así fueron pasando los días, hasta que una noche una vecina alertó a la policía al oír llantos en la casa.
Pero cuando los agentes de policía llegaron a la casa, no pudieron creerlo: contra todo pronóstico, los niños estaban perfectamente alimentados y sanos. Juan Pablo los estaba criando solo, y lo estaba haciendo bien.
No se sabe cuánto tiempo llevaban en esa situación, pero parece ser que nuestro pequeño héroe se las estaba arreglando bastante bien. Ahora él y sus hermanos están bajo la tutela de las autoridades, ya que aún no se sabe nada de sus padres.
Aquí puedes ver el vídeo de la noticia:
Juan Pablo se ha convertido en un héroe en la comunidad, demostrando una madurez que no se ve a menudo en niños tan jóvenes.
Velar por el bienestar de todos los miembros de su familia, así como proporcionarles comida, cobijo, y cariño, no es algo que sea fácil. Por eso, lo que nuestro héroe ha hecho bien merece nuestra más sincera admiración. Juan Pablo, ¡tú vales mucho!