Una niña fue secuestrada y torturada, pero ahora ha rehecho su vida


En 2002 una joven e inocente niña de 13 años llamada Alicia tomó la peor decisión de su vida. Pero empecemos por el principio...
Unos meses antes, el hermano de Alicia la introdujo en el mundo de Internet y los juegos online. No siempre le gustaban los mismos juegos que a sus hermanos, pero pronto descubrió que era una forma divertida de hablar con todos los niños de la escuela.






Pronto conoció a un chico de su edad, a través de amigos de amigos. Tenían los mismos hobbies y en poco tiempo se convirtió en el amigo con el que siempre podía hablar y al que siempre podía pedir consejo.
Volvamos a 2002: es el día de Noche Vieja. Alicia está en casa con su familia, y su madre ha preparado una deliciosa cena para la ocasión. Todos están presentes: su padre, su hermano con su novia, y su abuela. Alicia no podía imaginar que este sería uno de los últimos recuerdos felices de su infancia.
Tras terminar su cena, Alicia le dijo a su madre que no se sentía bien e iba a tumbarse. En su lugar, salió de casa sin que lo notaran para encontrarse con su amigo de Internet. 
Pero Alicia nunca antes se había escapado; odiaba la oscuridad y el frío. A mitad de camino pensó: "¿Qué estoy haciendo? Mejor me voy a casa". Fue en ese preciso momento, cuando se dio la vuelta, cuando oyó que la llamaban por su nombre.
El siguiente recuerdo que tiene Alicia es el de estar en un coche con un hombre (no un chico de su edad), aterrorizada




Lo que ocurrió a continuación es perturbador.
Alicia pasó 5 horas en el coche, mientras el hombre la llevaba desde Pensilvania hasta Virginia, ambos en Estados Unidos. Al llegar, el hombre la llevó a un sótano, donde la desnudó y ató al suelo con un ajustado collar de perro. El hombre le dijo: "Esto va a ser duro. Está bien, puedes llorar". Entonces la violó, golpeó y torturó.
La pesadilla continuó durante 4 días, durante los cuales su secuestrador publicó vídeos en Internet del abuso al que la sometió.
Pero esto fue exactamente lo que la salvó: alguien vio el vídeo en Internet (sí, otro pedófilo) y llamó a la policía tras reconocer a Alicia del poster de desaparecidos. Este hombre proporcionó al FBI el nombre de usuario y dirección IP del secuestrador, gracias a las cuales el rescate de Alicia fue posible.
}

Cuando cumplió 14, Alicia comenzó a contar su historia. Ahora habla con frecuencia sobre los abusos de los que fue víctima por parte de Scott Tyree. Ha acudido a escuelas y dado charlas sobre los peligros de Internet y de hablar con desconocidos online. Hoy, justo 14 años después, sigue intentando mejorar la seguridad en Internet para los niños. Es representante de personas desaparecidas y fundadora del Proyecto Alicia Project, un grupo que intenta concienciar a la gente del problema del secuestro de niños.
Alicia admite que le costó mucho trabajo volver a confiar en la gente, hacer nuevos amigos, y que pensar en tener pareja era muy difícil. Pero esta terrible experiencia de niña ahora es agua pasada: Alicia va a casarse con el hombre al que llama su mejor amigo el próximo julio.


Y además la boda será el día después de su graduación: Alicia es graduada en Psicología y en julio finaliza su master en Psicología Forense. ¡Bien hecho, Alicia!
Un final fantástico a una terrible infancia. Le deseamos lo mejor en el futuro y que muchos niños puedan ser salvados.
Por favor, comparte este post y ayuda a concienciar al mundo sobre el peligro de Internet y de quedar con desconocidos.