Aplica esta mascarilla casera 3 veces a la semana


Aplica esta mascarilla casera 3 veces a la semana… ¡No podrás creer el resultado!


¿Sabías que casi todos los problemas de la piel están relacionados, o tienen su base, en la deshidratación, o la falta de humedad? Pues sí, una piel deshidratada es una piel enferma, propensa a envejecer rápidamente, así como a cubrirse de arrugas y manchas… Razones más que suficientes para mantenerla hidratada, ¿verdad?


Esto se puede revertir si incorporas estos consejos a tu rutina diaria. Para comenzar, modifica tu lavado matutino: Si tu piel es seca, será más proclive a la rápida aparición de arrugas, por lo que un lavado con leche caliente te podría ayudar. Si tu piel es grasa, el yogur será tu mejor aliado. Después de esto, no es necesario que te laves tu rostro con agua, la humedad del tejido se encargará de eso…
La leche y los productos lácteos agrios son excelentes para aclarar la piel, y deshacerse de las manchas, a la vez que suavizan las irregularidades menores. Todo esto se debe a las maravillosas propiedades del ácido láctico, presente en su composición. ¡Si te animas a hacer uso de sus bondades, comenzarás el nuevo día con una piel radiante, hidratada y juvenil!
 

Máscara facial hidratante casera
De esta primera receta, me atrevería a decir que es el As bajo la manga, ante una situación de emergencia. ¡Si la piel está muy maltratada, la mostaza será tu mejor aliada! Pues sí, este remedio de color mate es perfecto para enmascarar cualquier deficiencia, así como para hidratar completamente la piel, hasta las capas más profundas. La mostaza en polvo es rica en vitaminas A, D, E, y del grupo B, esenciales para los procesos regenerativos de la piel, independientemente de la edad.

Necesitarás
1 cdta. de agua tibia
2 cdta. de aceite vegetal
1 cdta. de mostaza seca en polvo
Aplicación:
1. Mezcla todos los ingredientes, hasta obtener una consistencia cremosa espesa. Aplica la máscara sobre tu rostro y tu cuello.
2. Después de 15 minutos, retira la máscara con agua tibia.


Mascarilla hidratante de manzana-zanahoria

¡Los ácidos de las frutas regeneran y transforman la piel al instante! Vale destacar que, comparados con los tratamientos de un salón de belleza, estos remedios caseros no solo son efectivos sino realmente económicos, y eso que se utilizan prácticamente las mismas materias primas. Esta receta no solo hidratará tu piel, también mejorará su tonalidad…
Necesitarás
Media zanahoria cruda
La mitad de una manzana cruda
Aplicación:
1. Frota la manzana y la zanahoria pelada en un pequeño rallador. Mézclalos en una suspensión homogénea, para lo que pudieras auxiliarte de un mezclador.
2. Aplica la máscara sobre la cara, durante 20 minutos, y luego aclara con agua tibia.
 

Mascarilla hidratante de leche y requesón
Esta máscara es muy buena para la piel envejecida. El mejor requesón para esta receta es el casero. Si no dispones de jugo de aloe, no importa, puedes sustituirlo por una mezcla de agua tibia y jugo de limón.
Necesitarás
3 cdas. de requesón o queso cottage
un poco de leche
un poco de jugo de aloe
Aplicación:
1. Mezcla el queso cottage con la leche, hasta obtener la consistencia de una pasta, que luego aplicarás sobre el rostro limpio.
2. Media hora después, retira la máscara con agua tibia. ¡Luego, limpia la cara con jugo de aloe o agua de limón, para darle el tono perfecto a tu piel!

 

¿Qué más podría decirte? Desde que descubrí estas recetas caseras, no paro de utilizarlas. Mi piel se transformó como por arte de magia: Ni una mancha, ni una arruguilla… ¡Hasta esa pequeña cicatriz de mi infancia apenas si es perceptible! Te sugiero, pruebes también, y le des a tu piel el trato que se merece… ¡Te encantará el resultado, ya lo verás!