Cada anfitriona procura mantener la cocina perfectamente limpia.

¡No te apresures a comprar otra cazuela! Aquí tienes 5 trucos que volverán el brillo a tus utensilios.


 Porque la preparación de comida es una especie de arte que no soporta el desorden y la suciedad. Y cuando tu sartén o cazuela están cubiertas de mugre o quemadas, la inspiración para crear obras de arte culinaria se desvanece rápidamente…
Hay muchos limpiadores químicos que quitan la mugre de la vajilla. Pero tales detergentes cuestan caro y no siempre son eficaces. Hoy «Simplemente Genial» te presenta los métodos que han pasado la prueba de tiempo. ¡No cuestan nada, y el resultado es excelente!


LIMPIADORES CASEROS PARA LIMPIAR LA VAJILLA

1. Pegamento y el jabón de lavar.
Este método de limpieza es universal – puedes aplicarlo a las cazuelas de cualquier material. Para quitar las manchas de mugre y quemadura, disuelve el tercio de un trozo de jabón, rallado, y 1 cda. de pegamento en 4 l de agua. Deja la vajilla hervir en este líquido durante 30 minutos.


2. Soda.
Soda no puede ser utilizada para limpiar la vajilla cubierta con esmalte, pero es un limpiador muy adecuado para la vajilla de aluminio o acero inoxidable. Puedes fácilmente quitar las manchas pequeñas con soda y una esponja dura. Para deshacerte de unas manchas más difíciles, disuelve un vaso de soda en un depósito de agua. Pon la vajilla adentro y hiérvela. Para que sea más efectivo, agrega 2 cdas. de vinagre de 9% o un medio trozo de jabón.


3. Sal de mesa.
La sal de mesa limpiará la vajilla de esmalte o aluminio, pero no es un limpiador adecuado para la vajilla hecha de acero inoxidable. Simplemente echa la solución de sal a la cazuela sucia y hiérvela durante una hora.
 

4. Vinagre.
Un remedio genial para limpiar la vajilla de acero inoxidable o aluminio. Frota la vajilla con vinagre de 9% y déjala por 2-3 horas, luego, lávala como siempre.

5. Ácido cítrico.
Al igual que el vinagre, el ácido cítrico no es adecuado para limpiar la vajilla de esmalte. El ácido cítrico perfectamente elimina los depósitos de cal y quita las quemadas y la grasa. Echa 2 cdas. de ácido cítrico a la cazuela quemada y luego echa el agua a la cazuela de manera que el agua cubra la quemadura por completo. Hierve el líquido durante 15 minutos. De la misma manera, puedes quitar los depósitos de cal de una tetera.