Casos de cuando la ropa comprada en Internet no queda igual a la del catálogo.



Hoy día, no todas las tiendas chinas en línea presumen de una buena y sólida reputación.Sucede que, a menudo, las imágenes del catálogo no se corresponden en nada con lo que el cliente, el usuario final, descubre en el tan esperado paquete de correo.






¿Cómo luchar contra eso? O bien, no ordenar más la ropa en tiendas en línea, o… aceptar el riesgo de recibir mercancías de mala calidad. La edición ¡Qué pasada! te propone ver estas 18 imágenes que comprueban que ¡comprar ropa por Internet NO es buena idea!



Divertidas y, al mismo tiempo, deplorables, son un perfecto ejemplo de que «un avaro paga el doble». En lo personal, no me atrevería a poner tales prendas…

Y no es porque Sara Jessica Parker tiene mejores curvas que tú…




Gatita bajo la lluvia…



El mismo caso en el que el vestido luce «como un trapo».







¿Poner una falda como esa? ¡Ni pensarlo!








Tiger ya no es el mismo…




Se desinfló…








¡El alma gitana!




Parece en el abrigo de mi abuela…