Compañeros de oficina que dominaron a la perfección el arte del sarcasmo


Estar todo el día encerrado en la oficina suele provocar la pérdida de la paciencia




Detalles como que el compañero que se la pase haciendo ruido con los pies, o tener que soportar que el obsesivo-compulsivo amante de la limpieza y el orden se la pase acomodando todo, o la que se la pasa haciendo chistes malísimos, y sí, hasta el payaso del equipo a veces no lo toleramos.


Pero, ¿qué pasa cuando alguien ya colmó tu paciencia a tal grado de que estás considerando el homicidio como opción? ¡ALTO! ¡No lo hagas! Te tenemos una mejor: el sarcasmo, un arma letal más elegante que cualquier otra agresión.


1. Plumas/cubiertos… ¿cómo no lo pensé antes?
 Notas sarcásticas trabajo - chupo mis plumas
2. O ve a checarte… igual tienes una infección
 Notas sarcásticas trabajo - popó
3. Sí, ir al baño SIEMPRE es un drama
 Notas sarcásticas trabajo - ¿no te gusta el baño cerrado?
4. Bueno, no es considerada una… Todavía
 Notas sarcásticas trabajo - flojera
5. ¿Por qué será que solo hay un turno?
 Notas sarcásticas trabajo - ¿quejas sobre mi trabajo?
6. ¡Alguien que le dé una cerveza a quien hizo esto!
 Notas sarcásticas trabajo - tira papel escusado
7. Listo
 Notas sarcásticas trabajo - checa si le bajaste al baño