Deja de gastar dinero en pedicuras. ¡Con solo dos ingredientes de tu cocina tus pies se lucirán como nunca!


Tener unos pies bien cuidados es importante por razones que van más allá de la estética. A pesar de que muchas personas no lo saben, el estado de nuestros pies puede afectar nuestra salud en general. Sin embargo, a menudo los tenemos abandonados. Con este simple método, es más fácil ocuparte del cuidado de tus pies y ¡los resultados son realmente sorprendentes!





Algunas personas prefieren invertir en pedicuras, solo que esto puede volverse un hábito muy caro. 

Y a menudo, los productos recomendados para los pies son difíciles de conseguir o no muy prácticos.

 

Ahora puedes hacer tu propio producto para el cuidado de los pies por ti mismo. ¡Y lo mejor es que todos los ingredientes te están esperando en la cocina!

Vas a necesitar:
4 tazas de leche
3 cucharadas de polvo de hornear
Así se hace:
Primero calienta la leche y después vacíala dentro de un bol grande, en el que quepan tus pies.


Agrega el polvo de hornear y mézclalo muy bien, asegúrate de que la temperatura no sea demasiada alta.

Ahora solo tienes que sentarte cómodamente, relajarte y sumergir los pies durante 10 minutos.
 

Cuando estés listo, enjuágate los pies con agua tibia y sécalos muy bien. Para obtener mejores resultados, disfruta de este tratamiento todos los días. Tus pies estarán suaves y tersos muy pronto y, en general, estarán más saludables.}

Tus pies pueden pasar de verse así...

... a tener este aspecto en muy poco tiempo.

Para tener unos pies que luzcan y se sientan fenomenales no tienes que gastarte una fortuna. A menudo, todo lo que necesitas lo tienes en tu propia casa. Y después de un largo día, mereces 10 minutos de relax.