Descubre 10 cosas sobre el pene que probablemente no sabías


Si ya hablábamos de 10 curiosidades sobre la vagina que seguro que no sabías, esta vez le toca el turno al pene. 




El miembro viril por excelencia no es víctima del tabú que sufre su equivalente femenino; sino más bien todo lo contrario. Venerado desde la Antigüedad por muchas y diversas culturas, está claro que a estas alturas ya no se trata de algo misterioso o desconocido... pero eso no impide que, una vez más, el cuerpo humano nos siga sorprendiendo. Por eso, aquí te traemos 10 cosas que seguro que no sabías sobre el pene:

 
1. El prepucio se utiliza para crear más piel humana.
Y no es broma. Los médicos utilizan prepucios de bebés circuncidados para hacer injertos de piel, especialmente en el caso de quemaduras graves. De hecho, se dice que se podrían producir 23.000 m2 (lo equivalente a unos tres campos de fútbol) de piel a partir del prepucio.  ¿Increíble, verdad?


2. El pene no necesita al cerebro para funcionar.
Como lo lees. Quizá ya te lo imaginabas, pero el hecho es que existe una explicación científica: la fase de emisión de la eyaculación está controlada por el sistema nervioso simpático, que puede ser independiente del cerebro (aunque este puede aumentar o disminuir su actividad) y la orden para eyacular la produce la médula espinal. Por eso es tan difícil controlar los actos de tu "amigo"... y en muchas ocasiones parece que tiene vida propia.

3. Fumar repercute en el tamaño del pene...
...en concreto lo acorta. Según un reciente estudio, este mal hábito dificulta la circulación eréctil, lo que hace que las erecciones sean 1 cm más pequeñas. Juntando esto con el riesgo a padecer cáncer, ¿necesitas más razones para dejar de fumar?


4. Existen dos tipos de pene.
Los crecientes, también llamados "pene de sangre", son aquellos que crecen de tamaño cuando se ponen en erección, llegando a aumentar entre 6 y 10 veces su tamaño anterior. Por el contrario, los penes "exhibicionistas" o "de carne" son los que, a pesar de ser grandes en su estado de flacidez, apenas cambian de tamaño en la erección. Además, los penes crecientes son los más comunes, estimando que el 79% de los hombres tiene un pene de este tipo.

5. Los transplantes de pene existen...
... y se llaman falotransplantes: se utiliza el pene de un donante fallecido para transplantarlo a otro cuerpo. Por otra parte, también existe la faloplastia, que consiste en la reconstrucción del pene y los testículos con fines estéticos.

6. El orgasmo masculino dura entre 6 y 15 segundos...
... mientras que el femenino dura unas 4 veces más. Además, según las estadísticas, la duración promedia del coito (penetración) es de 2 minutos y 50 segundos. Dicho de otra forma, el pene puede eyacular en menos de 3 minutos de actividad sexual.

7. Buenas noticias: es posible practicarse sexo oral a uno mismo...
... ¡pero solo 1 de cada 400 hombres lo consigue! Es lógico, teniendo en cuenta la flexibilidad que uno debe de tener para lograr tal hazaña.
8. El tamaño sí importa... pero no por lo que crees.
En un sentido reproductivo, un pene grande liberará mayor cantidad de semen, lo que aumenta las probabilidades de una fertilización exitosa. Sin embargo, en el ámbito del placer, el tamaño no es más que una cuestión de gustos: no por tener el pene más grande, es el coito más placentero que con uno de menor tamaño.


9. La glándula prostática puede ser la causa de tus problemas.
Si la glándula prostática o próstata es de gran tamaño, puede causar disfunción eréctil o eyaculación precoz. Por eso es importante acudir al médico para realizarse un examen de próstata.

10. Masturbarse es más peligroso de lo que piensas.
En efecto. Puede que pienses que es algo completamente inofensivo, pero lo cierto es que la masturbación es la principal causa de fractura del pene. Esto ocurre con la "masturbación vigorosa", por llevarse a cabo en circunstancias extremas o con movimientos excesivamente bruscos. Masturbarse sí, pero sin pasarse.