Después de la muerte de su hijo de 4 años, la mamá le pide una señal en su tumba



 Lo que graba en el cementerio en el seg. 0:21, la hace llorar desconsoladamente




La pérdida de un ser querido es siempre una difícil situación por la que a nadie le gusta pasar. 

Y si la persona a la que perdemos es nuestro hijo pequeño, el dolor se multiplica por mil.




 Marie Robinson, una mujer de Hampshire (Inglaterra) de 45 años, era madre de dos preciosas niñas cuando se quedó embarazada de gemelos. Jack y Liam nacieron sin problemas, pero a los pocos años, Jack recibió una noticia que cambiaría la vida de la familia para siempre.Cuando Jack tenía solo 4 años, los médicos le diagnosticaron un cáncer cerebral.




 Poco pudieron hacer por el pequeño, que solo 3 meses más tarde moría dejando a su familia destrozada y a su hermano gemelo incompleto.Y, de repente, recibió una visita inesperada; cuando la mujer se sentó sobre la tumba de su hijo, ¡un petirrojo llegó volando cerca de donde ella estaba!
El pájaro fue a posarse sobre una lápida cercana y cuando Marie vio que el animal no estaba para nada asustado, sacó su celular y comenzó a grabar. Entonces, el pájaro hizo algo que la hizo llorar desconsoladamente:¡Era como si el pájaro estuviera allí por ella! ¡Era la señal que su pequeño Jack le estaba mandando!



El petirrojo incluso se posó sobre su hombro más tarde y Marie no podía creer que aquello estuviera pasando.Este petirrojo ayudó a una madre afligida cuando más lo necesitaba; le infundió fuerzas para seguir adelante y sobrellevar el dolor por perder un hijo a tan temprana edad. Ningún padre debería ver a sus hijos morir. Desde aquí le mandamos mucho ánimo y mucha fuerza a esta linda familia.