Dile adiós al dolor de muelas con este fantástico remedio casero


No hay duda, uno de los peores dolores que podemos sentir y el menos deseable de todos es el dolor de muelas.



Ahora podemos acudir a cualquier dentista cerca de nuestra casa para poder remediar este mal o tomar algún calmante o medicamento que nos ayude a pasar estos dolores.
Aunque puede darse el caso de que tengas esta afección en algún lugar en el que dispongas de pocos recursos o, simplemente no quieres atiborrarte a medicamentos. Por eso, te vamos a dar algunos remedios caseros para el dolor de muela y que no te arruinen el día.

1) Sal en agua tibia para el dolor de muelas.
Mezcla una cucharada llana de sal en un vaso de agua tibia. Esta agua salada reducira la hinchazón y la inflamación causada por el dolor de muelas cuando se utiliza como enjuague bucal.

2) Aceite para infección dental.
Ponga 2 cucharadas de aceite de girasol o de sésamo en su boca, luego haga buches con éste durante 15-20 minutos.
El principal beneficio de aceite es que reduce la cantidad de bacterias dañinas en la boca, reduciendo así el riesgo de infección del diente. El mal aliento y dientes amarillos también pueden ser tratados de esta manera si se utiliza el aceite durante unos días consecutivos.


3) Sal y pimienta para aliviar el dolor.
Debido a su fuerte propiedades anti-bacterianas, la sal y la pimienta puede calmar con eficacia y aliviar el dolor de muelas. Mezcla partes iguales de sal de mesa y la pimienta con un poco de agua para hacer pasta de dientes.
Aplicar este remedio en el diente infectado y se deja actuar durante un par de minutos.

4) Ajo para el dolor de muelas.
El ajo es otro remedio casero eficaz para el dolor de muelas. Simplemente aplastar un diente de ajo o tomar un poco de polvo de ajo y mezclarlo con un poco de sal de mesa.
Aplica esta directamente sobre el diente infectado. Masticar uno o dos dientes de ajo puede dar mejores resultados. Continuar con este tratamiento durante unos días.

5) Los clavos son analgésico natural.
Aplastar 2 dientes y mezclarlas con un poco de aceite de oliva o aceite vegetal. Aplicar esto en la zona dolorida. Es un analgésico muy eficaz.
Además, puedes mezclar gotas de aceite de clavo de olor en un vaso de agua y enjuagarse la boca con ella.

6) El jengibre es un buen remedio.
Remoja un poco de raíz de jengibre fresco en agua durante un tiempo y luego haga gárgaras con él.


Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.