Dile adiós a los calambres nocturnos!

¡He aquí la razón de los calambres nocturnos! Este remedio te ayudará a combatir esa dolencia… 




Los tan molestos calambres no son más que las contracciones involuntarias de un músculo o grupo de músculos, por lo general acompañadas de un intenso dolor. Sus causas pueden ser muchas: estrés, fatiga, falta de magnesio en el cuerpo, hipotermia, así como las venas varicosas.



Estos espasmos son más frecuentes en la noche, cuando el cuerpo está completamente relajado. Esto ocurre, sobre todo, si se adopta una posición inadecuada en la cama, y la sangre no consigue irrigar bien los músculos. Cuando esto sucede, el dolor no se hace esperar. Para resolver el problema, es necesario sentarse en la cama y pellizcar la zona afectada varias veces. Luego, se debe levantarse y hacer un ligero masaje de los músculos afectados.



Sin embargo, existe una forma más efectiva para deshacerse permanentemente de estos molestos calambres. «Simplemente Genial» te propone una milagrosa receta casera, un ungüento a base de jugo de celidonia y vaselina. Su aplicación, unido al consumo de vitaminas, te hará dormir como un bebé por las noches.


¿Cómo deshacerse de los calambres en las piernas?

INGREDIENTES


jugo de la celidonia
vaselina
MODO DE PREPARACIÓN

Mezcla el jugo de la celidonia y la vaselina en una proporción de 1:2.

Frota este ungüento casero diariamente, en los lugares donde frecuentemente padeces los calambres.


Luego de solo un mes de uso, podrás comprobar como disminuye significativamente la frecuencia de estos espasmos musculares. Para un mejor efecto, haz algunos ejercicios moderados en las noches, antes de ir a dormir.