El cerebro, el órgano sexual más importante


El mayor órgano sexual no está entre las piernas sino arriba, en el cerebro. Como lo lees, nuestra conducta erótica se rige por la parte del cerebro encargada de las emociones, el sistema límbico.




Esa es la razón por la que el erotismo humano no es sólo un instrumento para perpetuar la especie sino un acto social, un diálogo físico entre los amantes, una actividad lúdica y placentera.

Y sí, al ser un acto social también se encuentra influida por nuestro entorno, educación, tabúes, mitos, inhibiciones, creencias religiosas, carencias emocionales, experiencias buenas y malas en general.

Más poderoso que los genitales

El mayor estímulo orgásmico está en la cabeza, el hipotálamo es el responsable del deseo sexual, ahí es en donde inicia el proceso de excitación gracias a los estímulos que llegan a través de los sentidos: visual, tacto, oído, olfato y gusto.
“La interacción de los cinco sentidos: vista, gusto, tacto, olfato y oído, o cada uno de ellos en particular, así como las fantasías, los sueños y la evocación de experiencias gratificantes, son estímulos sensitivos que pueden desencadenar una respuesta sexual y es justamente el cerebro el órgano integrador y efector de esta respuesta total del organismo”, explica el sexólogo David Barrios en el artículo Cerebro estimula el erotismo para Salud.


Ahora bien, de acuerdo con el diario Medical Daily, durante la relación sexual se desencadena un torrente hormonal, la oxitocina refuerza los lazos afectivos, las endorfinas incrementan nuestra lujuria y la dopamina nos ayuda a olvidar nuestros problemas y dolores cuando estamos en pleno momento erótico.
                         
¿Cómo estimular el cerebro?

El gusto, el tacto, la vista y el olfato son los sentidos que más utilizamos durante la relación sexual. Con frecuencia olvidamos el sentido auditivo. Si la mente es una zona erógena, las palabras son la herramienta que la estimula.
Incorpora palabras sucias durante tus encuentros eróticos, pero también jadeos y susurros cariñosos, no hay nada más excitante para la pareja que tener certeza de que a ti te está gustando el momento.
Por último, una forma más de estimular el cerebro es a través de la escritura erótica. La ex estrella porno Sasha Grey asegura que las fantasías escritas pueden ser más gratificantes que la realidad. Intenta leer literatura erótica de calidad, tú decides de qué tipo, recuerda que mientras sea legal y no te ponga en riesgo ni a ti ni nadie más, en sexualidad todo es válido. ¡Disfruta!