Esto le pasaría a tu cuerpo si te cayera un rayo… ¿Te lo habías preguntado antes?


Si un rayo te cayera encima, recibirías una descarga de 300 kilovoltios, -esto genera más calor que cinco veces la superficie del sol-, por lo que las reacciones en tu cuerpo serían graves. Pero…No te alarmes




Las posibilidades de que te caiga un rayo son una en 13,000; y es aún menos probable que mueras a causa de uno.


Sin embargo si aún tienes curiosidad de saber qué se siente ser golpeado por un rayo, te daremos una aproximación a la experiencia, recuerda que un rayo tiene más fuerza, electricidad y calor que prácticamente cualquier otro fenómeno o descarga, por lo que es difícil hacer comparaciones.

Antes de ser golpeado, tu cabello tendrá estática





Hay varias señales de que un rayo se aproxima, como los truenos, las nubes negras, pero un indicio más claro de que un rayo va a caerte, es que tu cabello comienza a ponerse estático, tu joyería comenzará a temblar.

¡Sientes un gran golpe!




La descarga de energía se siente literalmente como un impacto muy potente; las personas que han sido golpeadas por un rayo describen la sensación como si fueras tackleado; te derriba y pierdes el control de tu cuerpo.

Vas a quemarte




Una de las señales más obvias de que vas a ser golpeado por un rayo, es que te quema la piel; aunque no sentirás el calor ni las quemaduras hasta después del impacto; es como si te cocinaras de  adentro hacia afuera, como en un microondas.

Tendrás un tatuaje en forma de rayo




Aunque el tatuaje se ve genial, créeme, no vale el riesgo, si quieres uno mejor hazlo con un profesional. Estas se llaman Figuras de Lichtenberg, muchas de las personas que han sufrido el impacto de un rayo las tienen en la espalda, los brazos, el pecho y la cara, son la marca que la electricidad deja en tu cuerpo.

Te dolerá… te dolerá mucho




Es lógico, debido al impacto, el calor y las cicatrices sentirás un dolor agudo; algunos de los sobrevivientes cuentan que incluso les duelen los huesos, y que no pueden reconocer su propio cuerpo debido al intenso dolor que sienten.

Tu ropa podría salir disparada




Se ha reportado en algunos casos de las víctimas que su ropa y sus zapatos salieron disparados, en otros casos incluso se desintegran en sus cuerpos. Lo que pasa es que el calor intenso evaporiza la humedad de las prendas y de la piel.

Es probable que tus tímpanos exploten



De hecho, es una de las lesiones más comunes al ser impactado por un rayo. Cuando cae, crea unas poderosas ondas de choque en el punto en el que cae, si te encuentras cerca de ese punto, es altamente probable que te exploten los tímpanos, pueden hacerlo también con tus ojos y órganos internos.

Tus amigos pueden ser impactados también




Quizás pienses que si vas en grupo es menos probable que te pegue un rayo, pero no es verdad, de hecho un rayo podría impactarlos a todos juntos, es común que caigan en varias personas y animales.

Puedes presentar convulsiones luego del impacto



La carga eléctrica que te impacta se moverá por todo tu cuerpo y afectará tu sistema nervioso causándote convulsiones, si sobrevives, es probable que estas convulsiones jamás te abandonen.

Tu joyería podría matarte




Si están cayendo rayos y tú estás usando joyería de metal, es más probable que atraigas a uno de ellos; además, ya que el calor del rayo evaporiza toda la humedad de tu piel, el metal de tu joyería te provocaría quemaduras internas muy graves.

Quizá se detenga tu corazón





Las consecuencias de que te caiga un rayo suenan horribles, pero es muy probable que sobrevivas, 90% de las personas que han sufrido un impacto han vivido para contarlo, muchas de ellas no sufrieron repercusiones graves.
Nunca serás la misma persona

El mayor daño que causa el impacto del rayo lo hace en el sistema nerviosos, por lo que puedes presentar cambios drásticos de humor, tu personalidad puede variar, puedes perder la memoria, presentar problemas para moverte o para hablar; incluso podrías sufrir parálisis temporal o permanente; ser golpeado por un rayo hace que tu vida cambie, de manera literal.