Humillación laboral premium: en lugar de su nombre, una oferta de sardinas


Un club brasileño ha batido récords de mal gusto convirtiendo a sus jugadores en anuncios de supermercado andantes.



Fluminense ofertas supermercado

El Fluminense de Feira, que milita en la serie D del fútbol brasileño, está utilizando los dorsales de sus camisetas para publicitar las ofertas de un supermercado.

En el partido que jugó este fin de semana en el derbi contra el Bahia de Feira, el número 10 de Fernando Sobral era el precio de una pizza (10,98 reales, poco más de 3 euros) y el dorsal número 5 el importe de un bote de champú (5,98 reales, menos de 2 euros).
 

Todo por destacar bien a su nuevo patrocinador en la indumentaria.

En las redes sociales empezaron a circular críticas sobre la publicidad, argumentando que están convirtiendo a los futbolistas en anuncios andantes mientras desprestigian su imagen.

Sin embargo, el director de marketing del club, Xiko Melo, se respalda en que para los equipos pequeños es más complicado conseguir patrocinadores que les permitan subsistir y necesitan darle una vuelta de tuerca a la publicidad. "No se puede armar un buen equipo sin condiciones económicas y para tener un buen equipo requieres de recursos, esta creatividad viene de eso", dijo Melo después del partido.
 

Esta publicidad no ha sido puntual, sino que se va a alargar toda la temporada. "Siempre estamos buscando nuevos socios, la innovación, y este trabajo fue desarrollado en una de estas asociaciones. En cada partido vamos a traer diferentes ofertas".
Los clientes del supermercado no tienen que leerse los folletos promocionales para saber sus ofertas, viendo los partidos del Fluminense de Feira les basta. Eso sí, en detrimento de los propios futbolistas, que ven cómo su número de toda la temporada se convierte en una cifra de canje por comida y su nombre desaparece para ser, sardina, champú o pizza, un producto más.