Iba a Morir, Pero su Hija de 3 Años lo Salvó en Sólo 20 Segundos


La vida es un instante, dicen, no porque dure apenas un parpadeo de ojos, sino porque justo en un parpadeo se puede ir, y esto significa que cualquier momento es bueno para perderla.




 Así que hay que tener mucho cuidado siempre. Pero también es cierto que la misma vida puede ser salvada en apenas un instante, o algo así como 20 segundos, que fue lo que le tomó a una niña en China salvar a su padre de una muerte que parecía ser segura.


PUBLICIDAD
Por lo regular se dice que los hijos les deben la vida a sus padres, pero en este particular caso este padre le debe la vida a su hija, ya que fue ella precisamente quien hizo que evitara que un gran camión lo arrollara. Las imágenes con impactantes, no podrás creer cómo sucedió todo.
Este hombre se encontraba sentado en una banca, acompañado de su pequeña niña de 3 años, la cual se movió de lugar, poniéndose unos metros atrás de la banca, por lo que el padre tuvo que pararse para ir tras la niña y asegurarse de que nada malo le pasara, pero fue justo lo que ella hizo, que aseguró que nada malo le pasará a su padre.
Justo 20 segundos después de esto, un enorme camión se accidentó, derribando por completo la banca en donde el hombre estaba sentado con su pequeña hija, arrasando con ella y con todo lo que en esa zona estaba. Sorprendentemente la vida de ambos se salvó, puesto que de haber permanecido en la banca, ninguno de los dos hubiera sobrevivió a un impacto tan brutal como el que se dio.


El video fue grabado por las cámaras de seguridad de la zona en donde se encontraban, que pueden mostrar todo lo ocurrido, desde que el padre de la niña se encontraba junto con ella en la banca, el movimiento de la niña, y cuando el padre la va siguiendo, hasta el momento en el que el accidente ocurre, pasando de manera muy violenta. De no ser grabado, aunque el hombre pudiera contar lo sucedido, nadie hubiera podido creer el nivel de detalle que tuvo esta milimétrica situación, en donde gracias a lo exacto de todo ambas vidas pudieron ser salvadas.

Esto comprueba que cuando te toca, aunque te quites, y cuando no, aunque te pongas, pero claro, a este hombre su hija se encargó de quitarlo de la zona de peligro. Seguramente esta linda niña será aún más amada por su padre después de lo ocurrido, y no es para menos, no cualquiera puede decir que le salvó la vida a su padre, por lo regular quien le debe la vida es el hijo al padre, y no al revés.