Los 10 antibioticos mas poderosos

¿Qué hacer ante las «Superbacterias», que ya no responden a los antibióticos convencionales? Mira esto…




La historia de la medicina tuvo momentos muy oscuros. La gente moría de la más mínima infección, lo mismo a causa de una simple herida, como por la complicación de un resfriado. Pero, un día todo cambió: ¡Se descubrieron los antibióticos! La introducción de los antibióticos en el campo de la medicina, en muchos casos, ha marcado la diferencia entre la vida y la muerte. Sin embargo, disponer de tan importante defensa, nos ha llevado a abusar indiscriminadamente de ella, convirtiéndola en un arma de doble filo.


Estudios recientes indican un alarmante resultado: con el tiempo, los microorganismos se han vuelto resistentes a los antibióticos, convirtiéndose en las llamadas «Superbacterias».
El problema de las Superbacterias
Esta nueva generación de microorganismos, no responde a la mayoría de los antibióticos habitualmente prescritos por los médicos, lo que representa un enorme problema. Sin embargo, mientras se desarrollan nuevos medicamentos para combatirlos, es necesario buscar una alternativa, para no vernos como al principio de la historia.

La nueva ola de tratamientos naturales
Ahí es donde entra la medicina tradicional. Los antibióticos naturales han acudido ante nuestra llamada de socorro, con excelentes resultados. Así es, estas sustancias son capaces de combatir todo tipo de infecciones, a la vez que limitan la prevalencia de las bacterias resistentes a los antibióticos. Sin embargo, para obtener el resultado esperado, es necesario entender qué tipo de antibióticos existen, y cuál es su función.
Cómo elegir un antibiótico natural


Los antibióticos naturales se clasifican en dos categorías: antibacterianos y antifúngicos, (virales no, pues ningún antibiótico tiene efecto alguno sobre los virus). A diferencia de los antibióticos sintéticos, capaces de actuar sobre los dos grupos infecciosos, los antibióticos naturales, por lo general, tienen funciones muy específicas.

Importante:Antes de comenzar el tratamiento con un antibiótico natural, siempre consulta a tu médico, para que te dé el visto bueno de si es adecuado para tratar tu dolencia específica. No ignores los consejos de un profesional, a causa de algo que hayas leído aquí. ¡Recuerda nunca automedicarte!
Antibacterianos naturales
Las principales infecciones bacterianas son provocadas por agentes causales como: E. coli, Salmonella, H. pylori, dando como resultado dolencias como: la otitis, la inflamación de la garganta o las infecciones cutáneas. Por eso, te recomendamos el uso de:
Vinagre de manzana
Extracto de jengibre
Extracto de cebolla
Raíz de rábano picante
Pimiento o chile habanero
Cúrcuma
Extracto de ajo
Miel cruda
Aceite Esencial de Orégano
Antibióticos naturales contra los hongos
Estos antibióticos naturales son bastante efectivos para combatir dolencias tales como: el pie de atleta y las erupciones en la piel, así como para mantener a raya a diferentes agentes fúngicos, como Candida albicans, tan difíciles de combatir.
Extracto de raíz de equinácea
Vinagre de manzana
Extracto de jengibre
Cúrcuma
Extracto de miel en bruto
Estos productos están generalmente disponibles en formato de tintura, o como suplementos. Consulta a tu médico para determinar la dosis adecuada para tu caso. Recuerda que la mayoría de estos productos son comestibles, así que incorporarlos a tu dieta es una buena opción para mantenerte sano, ¿no crees?

Comparte esta importante información con tus amigos y familiares. ¡Ayúdales a proteger su salud!