Taiwán prohíbe el consumo de carne de perro y de gatocvb


La nueva ley también castigará a quienes "paseen" a animales con correas atadas a coches o motos




Taiwán ha dejado de ver a los perros y a los gatos como comida. Este martes se ha aprobado una ley que prohíbe la venta y el consumo de carne de estos dos animales en toda la isla. De este modo, se ha convertido en el primer país asiático en prohibir a estas mascotas en sus platos.

La enmienda mostró la transición "de una sociedad en la que la carne de perro se consume regularmente" a una en que "muchas personas tratan a los perros y los gatos como miembros de sus familias", según recoge la Agencia Central de Noticias de Taiwan (CNA).
carne
La nueva Ley de Protección Animal impone multas de hasta 250.000 dólares taiwaneses (7.715 euros) para quienes consuman carne de gato o de perro. Además, también puede condenar a dos años de prisión y a multas de 2 millones de dólares taiwaneses (61.660 euros) a quienes maltraten o maten animales. Para las personas reincidentes, las penas de cárcel pueden ser de hasta cinco años y se permitirá al Gobierno publicar los nombres y fotografías de los delincuentes con el objetivo de que su conducta sea criticada en público.

Además, la ley también prohibirá "pasear" a los animales con una correa atada a una moto o a un coche. Desde este martes, esta práctica se reconoce es como crueldad hacia los animales.
Según China Post, algunas localidades de Taiwán ya habían prohibido el consumo de carne de perro y gato, pero hasta ahora no era una práctica ilegal a escala nacional. La venta —no el consumo— de carne de estos dos animales se había prohibido ya en el año 2001.
La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen, todavía tiene que firmar la ley para que entre en vigor. Se espera que esto suceda a finales de abril. Desde su llegada al poder, Tsai Ing-Wen siempre se mostró defensora de los animales y dijo que lucharía para evitar la crueldad animal en la isla.
Comer este tipo de carne es una tradición muy extendida en Asia, aunque cada vez es una práctica menos común y más limitada. En Hong Kong, está prohibido el sacrificio de estos animales, pero no su consumo. En Corea del Sur, varias administraciones locales han legislado para evitar el comercio de esta carne. En cambio, la China continental sigue siendo un quebradero de cabeza para las organizaciones animalistas. A pesar de que el consumo de estos dos animales es menor, todavía existen festivales como el de Yulin, donde más de 10.000 perros son sacrificados y servidos como comida todos los años.
Taiwán se ha convertido en un ejemplo a seguir en Asia. Aunque algunos países de la zona han prohibido la comercialización de carne de perro y gato, ninguno había llegado tan lejos como para ilegalizar su consumo.