El sacerdote convirtió una hermosa ocasión en una terrible tragedia para la familia.



Tras practicar el ritual del Bautizo, sin cubrirle la  boca y sumergirla en el agua, ocasiona  trágico final.




El echo ocurrió durante el rito de sumergir a la bebe en el agua con la cual seria bautizada, sin imaginar que el tiempo que la sumergió seria fatal, ya que la pequeña estaba respirando mientras era sumergida, lo cual ocasiono que el agua fuera de inmediato a sus pulmones, ocasionando que se bronco-aspirara, la bebe ya no respiraba.


No obstante de no tener las medidas necesarias para llevar a cabo tal acción, sumergió a la pequeña tres veces, lo que hizo que los padrinos y los padres  de la bebe le dijeran: padre la niña no se ve bien!! a lo que el respondió... No es la primer ocasión que lo hago y se bien lo que hago, lo cual insistió a continuar sumergiendo a la pequeña y  perdieran atención sobre la fatal perdida.





Al terminar el ritual, la pequeña ya estaba inconsciente y muerta, la madre aterrada la tomo e intento reanimar, pero fue inevitable, ya había fallecido.

El sacerdote al rendir su declaracion dijo: La bebe estaba enferma, es la primer ocasión que algo así sucede.

El dictamen forense concluye en que fue asfixia mecánica causada por ahogamiento. El sacerdote enfrenta cargos por privasion de la vida de la bebe y su condena podría ser de hasta 30 años de prisión.