Lo intenté, pero me venció la anorexia. Mensaje de una adolescente que se suicidó…



 ¡Por mucho tiempo la delgadez ha estado en la cumbre de la moda! Desafortunadamente, algunas personas se han tomado demasiado en serio todo esto… Y eso nunca termina bien…





A la edad de 12 años, Pilar comenzó a preocuparse por su peso. Ella era una niña moderna ordinaria, que, durante años, observó en la televisión y la web el mismo mensaje: ¿Cómo debía ser una mujer?



En algún momento, decidió que su barbilla no estaba bien, que era demasiado gruesa. Entonces, comenzó a recortar bruscamente su dieta diaria, tratando de solucionar el "problema."


Con el tiempo, la familia comenzó a notar que la chica había perdido mucho peso, pero nadie pudo convencerla de lo peligroso que era. 
En su cumpleaños experimentó su peor momento: La chica se desmayó. Cuando fue llevada al hospital, Pilar apenas pesaba 27 kg.


Después de este incidente, la niña fue llevada a una clínica especializada, para luchar contra su trastorno psico-nutricional, y demás trastornos de salud derivados de este. Aun así, la chica fue hallada medio muerta en la sala, junto a una nota de suicidio y un cuchillo tinto en sangre. Por suerte, entonces logró salvarse…



Sus padres convencieron a los médicos que Pilar estaría mejor en casa. Sin embargo, al regresar a su hogar, las cosas siguieron iguales. Un día, después de hablar con sus padres, Pilar salió de la casa. Dos horas más tarde, llamó la policía… ¡La chica se había arrojado ante un tren!

Esta noticia, literalmente, sorprendió a la familia. Ellos no sabían qué hacer, ni adónde ir. Pero, con el tiempo, decidieron formar un fondo de caridad, con el objetivo de luchar contra los trastornos alimentarios.

Con apenas 15 años de edad, Pilar se suicidó, después de tres largos años de lucha infructuosa contra la anorexia. Antes de colocarse en las vías del tren, en una nota de suicidio, la chica escribió:

"Lo intenté, pero me venció la anorexia…"



La historia de Pilar ha inspirado a muchas personas a luchar contra esta terrible enfermedad. Por desgracia, la niña no regresó, pero su historia ha salvado la vida de muchas otras personas.

Comparte… ¡No permitamos que la anorexia continúe venciendo a sus víctimas!